Qué son los CFDs

CFDs son las siglas en inglés de Contract for Difference. Como su nombre indica, un Contrato por Diferencia es un contrato mediante el cual dos partes acuerdan intercambiar la diferencia entre el precio de entrada y el precio de salida del activo subyacente sobre el que se ha establecido el CFD.

Cómo operar CFDs

Es importante entender que cuando se hace trading con CFDs no se compra o vende el activo subyacente. Al operar con CFDs está asumiendo una posición sobre la dirección futura en la que se moverá el precio de dicho activo:

Si piensas que el precio del activo subyacente se moverá al alza, entonces abrirás una posición larga, comprando CFDs y obtendrás un beneficio proporcional a la apreciación del precio del activo, desde el momento de la compra del CFD hasta el momento del cierre de la operación.

Si, por el contrario, piensas que el precio del activo subyacente se moverá a la baja, entonces abrirás una posición “corta”, vendiendo CFDs y obtendrás un beneficio proporcional a la depreciación del precio del activo.

Si el precio se mueve en contra de la posición tomada, se obtendrá, de igual manera, una pérdida proporcional a la variación del precio.

En resumen, lo que determinará el beneficio o pérdida a la hora de cerrar una operación con CFDs en bolsa será siempre el tamaño de la variación (al alza o a la baja) del precio del activo subyacente.

Este es un aspecto fundamental, ya que los CFDs serán más rentables (y también tendrán más riesgo) cuanto mayor sea la volatilidad del mercado sobre el que se está operando.

¿Por qué los traders eligen operar con CFDs?

Los CFDs son uno de los instrumentos más empleados en el trading online. Estas son las ventajas que explican la difusión de este tipo de contratos:

  • Versatilidad
    El número de diferentes activos subyacentes sobre los que se puede comprar o vender CFDs es enorme. Hoy en día es posible hacer trading con CFDs de:
  1. Índices bursátiles.
  2. Materias primas: oro, petróleo, metales.
  3. Forex: Pares de divisas

Esta versatilidad facilita el acceso a activos con diferentes correlaciones, lo que permite que los CFDs sean usados en estrategias de cobertura de carteras como protección ante movimientos contrarios del mercado.

  • Diversificación
    Como se ha indicado, mediante el trading online con CFDs es posible obtener una rentabilidad positiva tanto si el comportamiento del activo subyacente es alcista como bajista.
  • Flexibilidad
    A diferencia de otros productos derivados como los futuros, los CFDs no tienen fecha de vencimiento, por lo que la posición que se haya abierto puede cerrarse en cualquier momento que interese al operador, siempre que exista contraparte en el mercado.
  • Apalancamiento
    Los CFDs son un producto financiero derivado que permite la operativa con apalancamiento. Esto significa que es posible operar con más dinero del que realmente se dispone, multiplicando la posible rentabilidad, aunque, también, la pérdida potencial. Por este motivo, tanto los beneficios como pérdidas pueden ser mucho mayores que la cantidad realmente invertida:

Por ejemplo, un CFD sobre el IBEX-35 tiene un precio de 9.790 / 9.800 €. Este precio coincide con la cotización del índice. Si se piensa que el IBEX-35 va a realizar un movimiento alcista, podría abrir una posición larga comprando 1 contrato CFD. Gracias al apalancamiento, el capital necesario para abrir esta posición no serían 9.800 € sino un pequeño porcentaje del mismo.

XM te ofrece un apalancamiento de 400:1 por lo que sólo necesitarías depositar el 5% del precio del CFD. Por tanto, la inversión inicial para comprar 1 contrato CFD serían €490.El beneficio de la operación se obtiene aplicando un multiplicador a la variación del índice medido en puntos. En este caso, el multiplicador es 10 € por cada punto.

Si, por ejemplo, se ha cumplido su expectativa y el IBEX-35 se ha movido alza, con un CFD cotizando a 9.900 / 9.910 y decide cerrar la operación vendiendo el contrato, el resultado de la operación sería:(9.900 – 9.800) x 1 x 10 = 1.000 €frente a una inversión de tan sólo 490 €.

  • Accesibilidad
    Gracias a la posibilidad del apalancamiento, el acceso al trading con CFDs es ciertamente asequible. Este es uno de los principales motivos que, sin duda, explican su expansión entre operadores con una disponibilidad de capital inicial básica.
  • Liquidez
    Los CFDs sobre índices bursátiles, sobre pares de divisas o sobre acciones con un elevado volumen de negociación tienen una alta liquidez lo que agiliza la ejecución de las órdenes de apertura y cierre de posiciones al ser más fácil encontrar una contraparte.

En resumen, mediante el trading con CFDs tendrá acceso a los principales cruces de divisas, acciones de empresas, índices o materias primas con un amplio margen y podrá controlar posiciones más grandes en dichos mercados con un mínimo capital inicial.

Un Saludo
Equipo MasterTradingFX

Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Comment: